Presoterapia: qué es y cómo funciona

La presoterapia es un tratamiento inicialmente médico pero que ahora se realiza también en centros de belleza, útil para ayudar a drenar el exceso de líquidos y favorecer una circulación periférica más activa.

El sistema circulatorio y el sistema linfático son los «distritos» del cuerpo que se ven afectados por el efecto beneficioso de la presoterapia.

Conozcamos  a continuación más sobre la presoterapia.

Cuándo recurrir a la presoterapia

La presoterapia es un tratamiento indicado para contrarrestar, aliviar y muchas veces resolver algunos trastornos relacionados con la mala circulación o los efectos secundarios de algunas patologías que ralentizan los procesos metabólicos fisiológicos.

Los efectos beneficiosos de la presoterapia son múltiples:

  • mejora la circulación
  • reduce las afecciones inflamatorias no infecciosas
  • mejora la oxigenación de la piel
  • redefine la forma de brazos y piernas
  • reduce la celulitis
  • favorece la depuración del cuerpo

Cómo funciona la presoterapia

Cómo funciona la presoterapia

La propia palabra » presoterapia » lo dice: consiste en presiones localizadas ejercidas por bandas de cojines en las que se soplan chorros de aire a presiones diferenciadas y con ritmos alternos.

El sistema de rodamiento está controlado por un dispositivo electrónico donde es posible establecer programas de terapia específicos, con ritmos y presiones personalizados.

La técnica aplicada a este tratamiento es la del drenaje linfático, que con una acción de bombeo transmite el estancamiento linfático a las estaciones ganglionares para dispersar el edema y ayudar a la circulación periférica.

Tratamiento de presoterapia

Tratamiento de presoterapia

Las partes que se pueden tratar con presoterapia son los miembros superiores, los miembros inferiores y los músculos abdominales y de la espalda.

Es recomendable realizar el tratamiento entre comidas o incluso en ayunas.

Se realiza cómodamente tumbado, envuelto en una estructura de cojín o bandas, según las zonas a tratar, y se somete a este «masaje» ejercido por la presión del aire, de forma constante y rítmica.

El tratamiento puede durar de 30 a 50 minutos durante los cuales se produce la movilización de líquidos y su drenaje y muchas veces al final de una sesión de presoterapia se siente el estímulo a la diuresis.

Presoterapia posibles contraindicaciones

Contraindicaciones posibles

No todo el mundo puede someterse a sesiones de presoterapia, especialmente si padece patologías que afectan al sistema cardiovascular.

Como precaución, tampoco se recomienda la presoterapia durante el embarazo, aunque podría tener un efecto beneficioso en las piernas y reducir la hinchazón.