Yoga para niños

El yoga para niños es una práctica útil para mejorar la creatividad, la concentración y la expresión.

Si quieres conocer todo sobre el yoga en los más pequeños de la casa y cómo les puede ayudar, sigue leyendo.

Significado del yoga para niños

El target es el de un grupo de edad que por excelencia necesita movimiento y expresión, por lo que aparentemente parece una paradoja pensar en el yoga para niños. No es cierto.

Los beneficios son muchos y los orígenes del yoga también están ligados a los cantos védicos recitados por estudiantes que crecen en contacto directo con el maestro.

Origen del yoga infantil

Orígenes y filosofía del yoga infantil

En realidad, los niños están mucho más en contacto con aquellos que ya tienen años a sus espaldas y se han alejado de los ritmos y el asombro naturales.

El yoga es una manera sistemática de hacer de la interioridad un lugar a explorar en todo momento.

El famoso psicoanalista Carl Gustav Jung calificó la ciencia del yoga como «la investigación más antigua jamás realizada por el hombre sobre el cuerpo y la mente«.

Es de gran importancia hacer comprender a los niños, que ya saben, lo importante que es la tendencia a no olvidar la unión.

Como el de hacer llegar el mensaje de lo grande que es el proyecto de construir la paz, por dentro y por fuera.

Practicar yoga en los niños

Práctica

La habilidad de la profesora de yoga infantil es: escuchar y no tener miedo. Y los niños son maestros en esto.

Las lecciones se centran en el desarrollo consciente de la respiración, en técnicas para superar la ansiedad, el miedo y la ira, en la reflexión a través de juegos, dibujos y cuentos de hadas sobre los principios universales de la no violencia, la generosidad y la comunión con la creación.

Suele ser un Hatha yoga muy simplificado, enriquecido con elementos lúdicos.

beneficios del yoga en los niños

Beneficios  del yoga para niños

En la actualidad, el yoga se ha convertido en una práctica beneficiosa no solo para adultos, sino también para los niños.

Esta antigua disciplina, originaria de la India, ofrece una variedad de ventajas para el desarrollo físico, emocional y mental de los más pequeños.

A continuación, exploramos los múltiples beneficios que el yoga puede aportar a la vida de los niños.

Mejora de la flexibilidad y la fuerza física

El yoga implica una serie de posturas y movimientos que ayudan a mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular de los más pequeños.

Estas posturas, adaptadas a su nivel de desarrollo, contribuyen a un crecimiento saludable y a la prevención de lesiones.

Desarrollo de la conciencia corporal

Practicar yoga desde una edad temprana fomenta una mayor conciencia del cuerpo.

Los niños aprenden a entender y respetar sus capacidades físicas, lo que les ayuda a desarrollar una imagen corporal positiva.

beneficios y propiedades del yoga en los niños

Fomento de la relajación y reducción del estrés

El yoga enseña técnicas de respiración y meditación que son extremadamente útiles para manejar el estrés y la ansiedad.

En un mundo donde los niños a menudo enfrentan presiones académicas y sociales, el yoga ofrece un espacio para la calma y la relajación.

Mejora de la concentración y la memoria

Las prácticas de yoga requieren concentración y atención plena, lo que puede mejorar significativamente la memoria y la capacidad de concentración de los niños.

Esto es especialmente beneficioso en su rendimiento académico y en actividades cotidianas.

Desarrollo de la disciplina y la responsabilidad personal

El yoga no solo es una práctica física, sino también una disciplina mental y espiritual.

Los más pequeños que practican yoga regularmente desarrollan un sentido de disciplina y responsabilidad hacia sí mismos y su bienestar.

Fomento de la creatividad y la expresión personal

Muchas posturas de yoga y actividades relacionadas estimulan la creatividad y la expresión personal.

Los niños pueden explorar su imaginación mientras practican diferentes posturas, lo que contribuye a su desarrollo creativo.

Mejora de las habilidades sociales

Aunque el yoga puede ser una práctica individual, en un entorno grupal fomenta la interacción social y la construcción de relaciones saludables.

Los niños aprenden a trabajar juntos, respetar el espacio de los demás y desarrollar habilidades de comunicación.