Yoga: orígenes, beneficios, todas las técnicas

Aunque hoy en día el yoga se describe y describe muy a menudo como una práctica física, reservada principalmente para cuerpos atléticos y flexibles, sus raíces se encuentran hace milenios en un sistema de conocimiento que se refiere al cuerpo, la mente y el espíritu de manera interconectada, con el objetivo de liderar a la autorrealización.

Si quieres conocer en profundidad todo sobre el yoga, te encuentras en el lugar perfecto para ello.

El mito detrás del nacimiento del yoga

El nacimiento del yoga es muy antiguo y aún hoy los estudiosos cuestionan la posibilidad de datar con exactitud los orígenes de esta disciplina.

Cuenta una leyenda que hace miles de años el dios Shiva, sentado en la orilla de una playa, estaba instruyendo a su esposa Parvati sobre la práctica del yoga, cuando se fijó en un pez, Matsya, que lo escuchaba embelesado por sus palabras.

El pececito desapareció rápidamente y nadó kilómetros y kilómetros haciendo uso de las enseñanzas aprendidas de Shiva, hasta cruzar todas las etapas del camino evolutivo y transformarse en hombre.

Su nombre, en adelante Matsyendra (o «pez hecho hombre»), es recordado como el del primer yogui, a quien debemos la enseñanza de la ciencia del yoga.

Significado del término yoga

El significado de la palabra «yoga»

El significado del término Yoga, que deriva de la raíz yuj-, en sánscrito es “ yugo o unión ”.

Podemos pues hablar del yoga como un camino para lograr la unión o integración armoniosa del hombre consigo mismo, con el Todo o con el cosmos, a través del reconocimiento de la naturaleza que une al individuo, el Yo, con lo divino, el microcosmos con el macrocosmos, Atman y Brahman.

Del mismo modo, también son yoga las técnicas para alcanzar o avanzar hacia el descubrimiento de esta conciencia, indicando en la práctica tanto el medio como el fin de una búsqueda personal y espiritual encaminada a la conexión.

Orígenes del yoga

Orígenes y descripción del yoga

El yoga tiene sus raíces en la India hace varios milenios. Algunas excavaciones realizadas por Sir John Hubert Marshall a principios del siglo XX en el valle del Indo, alrededor de las ciudades de Harappa y Mohenjo-Daro, sacaron a la luz signos de una civilización que se remonta al período comprendido entre el IV y el II milenio antes de Cristo.

Y, gracias al descubrimiento de estatuillas y sellos de terracota que representan a individuos en posiciones de meditación yóguica (por ejemplo, siddhasana o sukhasana), nos han hecho pensar en el conocimiento de estas prácticas mucho antes de la cultura védica (1700-800 a. C.).

La primera mención escrita del yoga, sin embargo, se encuentra en el Rgveda, uno de los textos sagrados de la cultura védica, dedicado a las ceremonias y ritos de la civilización aria, que dice “el hombre debe sujetarse como un caballo dispuesto a obedecer”.

Historia del yoga

Los otros Vedas, propiamente llamados Samaveda, Yajurveda y Atharvaveda, estaban dedicados respectivamente a himnos y mantras, a fórmulas sacrificiales y a poderes psíquicos y sobrenaturales, y es en este último texto donde regresa el yoga, vinculado esta vez al concepto de control de respiración (pranayama).

Posteriormente, en los Upanishads, nacidos como comentarios a los Vedas y transmitidos inicialmente sólo de forma oral, se describen muchos otros conceptos relacionados con la práctica del yoga, entre ellos los de prana, chakra, meditación, samsara, karma y una mención a aspectos prácticos, como las asanas.

Habrá que esperar al desarrollo del Hatha Yoga por parte de Swami Goraknath (siglo XII), para que las asanas y técnicas de respiración se desarrollen como verdaderos ejercicios psicofísicos para mantener el control sobre la energía cósmica presente en el hombre.

Qué es el yoga exactamente

¿Qué es el yoga?

Uno de los aforismos más conocidos y que mejor revela el significado original de la práctica del yoga, tal como teorizó Patanjali, es “yogaś citta vṛtti nirodhaḥ”: el yoga sería, por tanto, la forma de aquietar, dirigir o calmar los vórtices o fluctuaciones de la mente.

La práctica tal como se suele entender hoy en día, como la mera ejecución de asanas y ejercicios de respiración, es sólo un paso inicial: fundamental para el camino de investigación y ascenso, pero no exhaustivo de lo que realmente representa el yoga.

A lo largo de los siglos, los enfoques, las tradiciones y los diferentes linajes han dado lugar a prácticas muy diferentes, algunas más físicas, otras más meditativas, otras todavía dedicadas al aspecto devocional.

beneficios de practicar yoga

Beneficios del yoga

Entre los beneficios del yoga debemos de destacar los siguientes.

Armonía Mental y Reducción del Estrés

Uno de los beneficios más celebrados del yoga es su capacidad para fomentar una profunda relajación y reducir el estrés.

Las técnicas de respiración (pranayama) y la meditación son pilares fundamentales del yoga, ayudando a calmar la mente y a disminuir la ansiedad.

Esta práctica consciente invita a una introspección serena, permitiendo que los practicantes se desconecten del tumulto diario y encuentren un oasis de paz interior.

Mejora de la Flexibilidad y la Fuerza

A nivel físico, el yoga es excepcionalmente eficaz en mejorar la flexibilidad y construir fuerza muscular.

Las posturas (asanas) estiran y tonifican los músculos, aumentando la movilidad y reduciendo el riesgo de lesiones.

Con el tiempo, los practicantes experimentan una mayor agilidad y un cuerpo más resiliente y equilibrado.

Prevención de enfermedades practicando yoga

Salud Integral y Prevención de Enfermedades

Practicar yoga regularmente puede contribuir significativamente a la salud general.

Ayuda a regular la presión arterial, mejora la respiración, y optimiza la circulación sanguínea.

Además, estudios sugieren que el yoga puede ser beneficioso en la prevención y manejo de condiciones crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y trastornos del sueño.

Conexión Espiritual y Autoconocimiento

Más allá de los beneficios físicos y mentales, el yoga es una exploración espiritual.

Fomenta una conexión más profunda con el yo interior y el entorno, promoviendo una sensación de unidad y propósito.

Esta práctica milenaria invita a una reflexión profunda, facilitando un viaje de autoconocimiento y crecimiento personal.

Cómo el yoga puede cambiar tu cuerpo para siempre

 

Cómo el yoga cambia tu cuerpo

Centrándonos en el aspectofísico ”, que hoy en día es lo que inicialmente atrae o empuja a una persona a empezar a practicar, el yoga tiene indudables beneficios físicos y mentales.

El yoga, como sea que lo vivas, es una disciplina que, a través de herramientas como la respiración, el cuerpo, el intelecto, los sentidos, el corazón, conduce a una experiencia más directa y personal de la realidad .

Y no es raro que, incluso la simple práctica física realizada de manera constante, lleve al practicante a sentir que quiere profundizar esta disciplina, tomar decisiones de vida diferentes y tal vez observar cambios en su acercamiento al mundo que lo rodea.