Terapia microbiológica, descripción y uso

La terapia microbiológica utiliza microbios con fines curativos contra problemas intestinales, disfunciones metabólicas y alergias.

Si quieres conocer todo acerca de este tipo de terapia que funciona como medicina natural, sigue leyendo.

¿Qué es la terapia microbiológica?

La terapia microbiológica es un tipo de terapia alternativa que utiliza microbios con fines curativos.

Louis Pasteur, químico, biólogo y microbiólogo francés, ha estudiado y difundido este tipo de terapia desde el siglo XIX y se puede decir que, gracias a sus descubrimientos y a su actividad investigadora, es universalmente considerado el fundador de la microbiología moderna.

qué es la terapia microbiológica

La palabra microbiología proviene del griego mīkros, «pequeño»; bios, «vida» Logia, «estudio»: es una rama de la biología que estudia la estructura y funciones de los microorganismos.

Además de los microbios malos, que pueden provocar enfermedades incluso mortales, también los hay buenos.

Con esta terapia partimos del supuesto de que los microbios están en todas partes, incluso en el organismo.

El sistema inmunológico está preparado para combatirlos, pero también se fortalece a través de ellos, conociéndolos y adaptándose en consecuencia, algo que ya se sabe desde hace tiempo en la antigua medicina china.

Cómo funcional la terapia microbiológica

¿Cómo funciona esta terapia?

La terapia microbiológica generalmente funciona a través de remedios y principios microbiológicos que se derivan de la microbiología clásica e implica la administración de microbios vivos y/o inactivados y/o sus componentes.

La administración puede realizarse de diversas formas, según los usos y los campos de acción: por ejemplo, existen autovacunas que se preparan a partir de las bacterias de la persona a tratar. En este caso nos encontramos en el campo de la microbiología y virología médica.

Los remedios denominados probióticos también tienen como objetivo aumentar y favorecer una buena flora intestinal.

También existen los alimentos probióticos, que son alimentos enriquecidos con microbios buenos, como los yogures probióticos.

Se pueden adquirir como complemento alimenticio en herbolarios o parafarmacias.

También existe la micrología ambiental, que se ocupa de la acción de las bacterias sobre el medio ambiente, explotada sobre todo en el ámbito ecológico.

Trastornos de la terapia microbiológica

¿Qué trastornos  trata la terapia microbiológica?

La terapia microbiológica es adecuada para el tratamiento de muchas enfermedades y trastornos. Es eficaz para regularizar la evacuación, como en el caso de la diarrea o el estreñimiento, cuando uno está debilitado por una enfermedad o fiebre, para regular el metabolismo.

Esta terapia estimula todo el sistema inmunológico y apoya las defensas naturales del cuerpo.

También funciona en caso de alergias, micosis, erupciones cutáneas, infecciones. Se está utilizando mucho en el campo de las terapias odontológicas, por ello hablamos de microbiología bucal.

terapia microbiológica

¿A quién está destinada la terapia microbiológica?

La terapia microbiológica está diseñada para quienes quieren probar un tratamiento alternativo, para tratar patologías crónicas o que puedan llegar a serlo, tales como

  • alergias
  • trastornos psicosomáticos
  • eczemas
  • rinitis
  • sinusitis
  • infecciones de oído
  • amigdalitis
  • anginas
  • otras infecciones crónicas del sistema respiratorio

También es útil para infecciones del aparato genital y urinario o del intestino.

Esta es una terapia útil para quienes desean regular el Ph del organismo, comenzando con terapias suaves, como el uso de probióticos alimentarios.