Arteterapia, qué es y qué beneficios aporta

El arteterapia es un conjunto de técnicas artísticas encaminadas a la recuperación y crecimiento del sujeto y sus emociones.

Descubre aquí todo acerca de qué es la arteterapia, cuales son todos sus beneficios y para quién es útil.

Arteterapia, que es

Por definición, la arteterapia utiliza como medio terapéutico el conjunto de técnicas y metodologías utilizadas por las actividades artísticas visuales en un sentido extendido.

Música, danza y teatro, pero también espectáculos de marionetas, creando y contando historias. Todo ello encaminado a la recuperación y crecimiento del sujeto, centrándose en su ámbito emocional, afectivo y relacional.

qué es arteterapia

Por lo tanto, la arteterapia se caracteriza por ser un enfoque de apoyo no verbal, mediante el uso de materiales artísticos, basado en el supuesto de que el proceso creativo corresponde a una mejora en el estado de bienestar de la persona, mejorando la calidad de su experiencia.

El uso terapéutico del arte es atemporal. Como disciplina, la arteterapia nació alrededor de los años 1940, gracias sobre todo a las aportaciones de Margaret Naumburg y Edith Kramer, cuyos textos todavía representan puntos fuertes de la literatura sobre la arteterapia contemporánea.

La estadounidense Margaret Naumburg, deudora del pensamiento de Freud y Jung, consideraba las producciones artísticas de sus pacientes como comunicaciones simbólicas de material inconsciente colocado de forma directa, útil para resolver la transferencia.

El arte llega donde las palabras no pueden.

Jung animó a sus pacientes a dibujar las imágenes de sus sueños: “Pintar lo que vemos delante de nosotros es un arte diferente a pintar lo que vemos dentro”.

El gran estudioso consideraba el arte como una vía de acceso al inconsciente, un reservorio de emociones que hay que sacar a la luz.

arteterapia edith kramer

Edith Kramer, sin embargo, destacó el potencial terapéutico del proceso creativo y el papel que desempeñaba en esta experiencia el mecanismo de defensa de la sublimación.

La arteterapia, como nueva escuela psicoterapéutica, se compone de tres componentes:

  1. Uso de técnicas artísticas con fines terapéuticos;
  2. enfoque integrado con entrenamiento autógeno;
  3. constitución ecléctica, que vincula la disciplina con el psicoanálisis, la psicología analítica, la psicología Gestalt y el análisis transaccional.

Arteterapia, formación

El arteterapeuta no es un profesional sanitario. Trabaja en el ámbito cultural, educativo, de rehabilitación sociosanitaria, tanto de forma individual como en equipo con médicos, psicólogos o psicoterapeutas.

Formación arteterapia

La norma UNI 11592 define los conocimientos, habilidades y competencias que debe poseer esta figura profesional (de acuerdo con el Marco Europeo de Cualificaciones – EQF) y las tareas que desempeña, identificando cinco perfiles profesionales:

  • arteterapeuta
  • danza movimiento terapeuta
  • musicoterapeuta
  • terapeuta teatral
  • dramaterapeuta

Quienes quieran realizar una formación en arteterapia pueden elegir entre diversas alternativas de forma presencial, online o en modalidad híbrida; Para tener mayores garantías lo mejor es optar por cursos de arteterapia reconocidos por el MIUR y/o que aporten créditos ECM.

beneficios arteterapia

Todos sus beneficios

A través del arteterapia es posible activar recursos  que cada uno de nosotros posee, es decir, aquellas habilidades para procesar la propia experiencia, dándole una dimensión y forma que pueda transmitirse a los demás.

Esto permite aumentar la autoconciencia, afrontar las dificultades y controlar el estrés y las experiencias traumáticas.

La creación con material artístico permite al sujeto expresarse de forma no verbal, es decir, sin utilizar las barreras de defensa típicas del lenguaje.

La arteterapia se utiliza hoy en día principalmente en el ámbito educativo y formativo, muchas veces para mejorar las habilidades comunicativas y relacionales de las personas (las sesiones son siempre grupales).

Además, en el ámbito sanitario y de rehabilitación, la arteterapia es eficaz cuando se practica en paralelo a la terapia habitual.

El malestar de una persona a menudo se manifiesta fácilmente a través de formas artísticas, lo que permite una recuperación rápida y un curso eficaz durante una estancia hospitalaria o una situación de aislamiento.

Para quién es la arteterapia

¿Para quién es  útil la arteterapia?

La arteterapia está dirigida a todos. Para practicarlo no es necesario tener habilidades particulares ni conocimientos artísticos ni siquiera experiencia previa.

El arte aquí es «visceral». No hay espacio para un juicio estético ni para la adhesión a cánones estilísticos.

Cada expresión de humanidad, incluso un simple signo o una línea de color, representa una manifestación genuina de un sentimiento profundo de valor inestimable.

Además de esto, la arteterapia se utiliza para el tratamiento de diversos trastornos mentales y en el tratamiento de personas discapacitadas.

Se obtienen resultados satisfactorios con la recuperación de drogadictos y con niños o ancianos para una mejora de la relación mente-cuerpo.

Finalmente, la arteterapia está indicada de forma electiva para quienes padecen ansiedad y depresión.

Arteterapia para niños

Arteterapia para niños

Los niños, que instintivamente dan rienda suelta a sus emociones, experimentan el arte de forma espontánea y lúdica, sin hacerse demasiadas preguntas y disfrutándolo plenamente.

Para los niños, la arteterapia es una experiencia increíble. Es especialmente beneficioso para niños autistas, con problemas relacionados con el lenguaje, con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), con síndrome de Down, que han sufrido traumas o acoso escolar.

Pero en realidad, como sostiene la arteterapeuta y profesora Faige Kobre, “la arteterapia es para todos los niños, no sólo para los niños con problemas”.

La arteterapia para niños representa una forma de hablar de miedos, abusos, traumas y secretos, sin necesidad de utilizar palabras.

Es un tipo de comunicación no verbal para aquellos niños que no quieren o no encuentran palabras en la terapia. De hecho, el arte y el juego son experiencias naturales.

Representan cómo los niños exploran el mundo. Los objetos artísticos se convierten así para muchos en verdaderos vehículos que facilitan la comunicación con todos los lenguajes, la autoexpresión, la curación de heridas, la autoestima y la integración social.

Arteterapia y el autismo

Arteterapia y autismo

Las sesiones de arteterapia también han demostrado ser útiles para niños con autismo.

La musicoterapia parece particularmente eficaz, porque la música, el canto y la danza representan un medio más inmediato, simple e instintivo con el que el niño puede relacionarse con el mundo exterior, sintiéndose libre de expresar su propia identidad.

No hace falta decir que la arteterapia por sí sola no puede «curar» el autismo ni ninguna otra patología: es una ayuda que puede utilizarse de forma coherente con el camino médico y psicológico.

Arteterapia en el hospital

La arteterapia en los hospitales se ha experimentado desde la década de 1970, particularmente como arteterapia en oncología pediátrica.

De hecho, para los niños que padecen patologías tan graves e impactantes, la musicoterapia puede servir para aliviar tensiones y favorecer la relajación, mientras que la terapia de expresión corporal ayuda a recuperar la confianza con el organismo, metabolizando también los cambios físicos experimentados.

Precios de sesiones de arteterapia

Es difícil decir cuánto cuesta una sesión de arteterapia, porque la respuesta varía según quién la realiza, la presencia de otros profesionales sanitarios y otras personas, los objetivos terapéuticos y la duración general del proceso.

Por tanto, es una garantía tanto para quienes buscan un arteterapeuta como para quienes quieren convertirse en arteterapeuta y buscan una escuela válida.