Espinacas, todo lo que debes saber

Las espinacas son una verdura con numerosas propiedades, por ejemplo, son buenas para el corazón, los intestinos y los ojos.

Veamos juntos para qué sirven las espinacas, cuándo no comerlas y por qué, en algunos casos, las espinacas hinchan la barriga.

Espinacas, que son

La espinaca (Spinacia oleracea) es una verdura de hoja verde, originaria de Persia y perteneciente a la familia Chenopodiaceae.

Su recolección se realiza de octubre a mayo aproximadamente, por lo tanto, las espinacas frescas se pueden encontrar en el mercado por un largo periodo, en otras épocas del año se puede optar por las espinacas congeladas.

Desde el punto de vista nutricional, representan verduras, ricas en:

  • antioxidantes
  • minerales
  • fibra así como muchas propiedades nutricionales

valores nutricionales de las espinacas

Valores nutricionales y calorías de las espincasa

Las calorías de las espinacas son bastante pocas, de hecho, 100 g de espinacas crudas aportan alrededor de 30 kcal. Veamos los otros valores nutricionales:

  • 2 gramos de fibra
  • 0,7 gramos de lípidos
  • 0,4 gramos de azúcar
  • 3 gramos de carbohidratos
  • 3,4 gramos de proteínas

Propiedades de las espinacas

Propiedades de las espinacas

Las espinacas son ricas en propiedades beneficiosas para la salud, veamos cuáles son las principales propiedades con las que cuentan:

  • reduce las posibilidades de sufrir algún tipo de cáncer
  • mejora la salud cardiovascular
  • alimento muy rico en fibra
  • contiene antioxidantes concentrados
  • también cuenta con vitamina A, C, calcio y ácido fólico

Espinacas y Hierro

Las espinacas son conocidas por su alto contenido en hierro, de hecho, en 100 g de espinacas encontramos aproximadamente 2,9 mg de hierro.

Teniendo en cuenta que un hombre adulto sano tiene unas necesidades de hierro de aproximadamente 10 mg al día, una ración de 200 g de espinacas sería suficiente para satisfacer más del 50% de las necesidades diarias de hierro.

Sin embargo, aproximadamente el 95% del hierro contenido en las espinacas no es aprovechable como nutriente, ya que está presente en forma no hemo, cuya absorción es limitada en comparación con el hierro en forma hemo, presente, por ejemplo, en la carne y en los alimentos de origen animal.

Espinacas y hierro

Además, en las espinacas, como en muchas verduras, hay algunos nutrientes que pueden dificultar aún más la absorción del hierro, como los oxalatos y los fitatos.

Contraindicaciones

Si se consumen en cantidades adecuadas, las espinacas no tienen contraindicaciones, sin embargo, es recomendable prestar atención a su consumo en algunas condiciones de salud particulares.

Por ejemplo, en el caso de los cálculos renales, ya que las espinacas son ricas en ácido oxálico, que, en combinación con el calcio, favorece su formación.

Las espinacas deben tomarse con precaución incluso en caso de terapia anticoagulante, ya que contienen vitamina K1, un nutriente que puede interferir con los medicamentos anticoagulantes, por lo tanto, es muy importante seguir las instrucciones de su médico.

Además, las espinacas pueden no ser recomendables en caso de síndrome del intestino irritable, ya que son ricas en fibra.

Espinacas crudas o cocidas

Espinacas, cocidas o crudas

Las espinacas se pueden consumir tanto cocidas como crudas.

En caso de que las ingieras crudas contarás con toda la vitamina C de este alimento. En cambio, si las prefieres cocidas reduce el contenido en fitatos y oxalatos, por ejemplo.

Por tanto, sería preferible alternar el consumo de espinacas crudas y cocidas o, si prefieres consumirlas cocidas, puedes condimentarlas con jugo de limón, para poder integrar la vitamina C presente en las espinacas y dispersa. durante la cocción.

Cómo cocinar las espinacas

Cocinar espinacas es bastante sencillo, de hecho requiere apenas unos minutos de cocción.

Después de haberlos lavado cuidadosamente, se pueden cocinar:

  • al vapor
  • frita
  • hervida

Alternativamente, se pueden comer crudas y utilizarlas para ensaladas con espinacas.

recetas con espinacas

Recetas con espinacas

Las espinacas son muy versátiles en la cocina, se pueden utilizar crudas, cocidas, para hacer un primer plato, una guarnición, un segundo plato, para hacer hamburguesas vegetales, albóndigas o tartas saladas .

Veamos algunos ejemplos de recetas con espinacas:

  • Crema de espinacas
  • Tortilla de espinacas
  • Espinacas a la romana
  • Espinacas salteadas con ajo y gambas