Hámster, qué saber antes de adoptar uno

Hámster, origen y hábitat

El hámster es un animal originario de Oriente Medio. Fue introducido en Occidente a partir de 1930, año en el que fue traído desde Siria a Israel y, posteriormente, a Inglaterra y Estados Unidos.

El término » hámster » en realidad identifica 18 especies diferentes de roedores euroasiáticos . La cordillera del norte se extiende desde Europa central a través de Siberia, Mongolia y el norte de China hasta Corea. Sin embargo, la parte sur de su área de distribución se extiende desde Siria hasta Pakistán.

En la naturaleza, su hábitat incluye bordes desérticos, dunas de arena con vegetación, colinas y mesetas rocosas y arbustivas, valles fluviales y estepas montañosas. Además, el hámster común se encuentra a menudo en el campo cultivado, entre cultivos o campos .

Cinco especies de hámster se han utilizado ampliamente como mascotas . Debido a sus sentidos altamente desarrollados, el hámster también se utiliza en el sector de la investigación, en el laboratorio.

Perteneciente a la subfamilia Cricetinae, el hámster cuenta con 18 especies diferentes, agrupadas en 7 géneros . Entre ellas, cinco razas de hámster se mantienen como mascotas:

Morfología del hamster

Aspecto y morfología del hámster

El hámster es un roedor de cuerpo robusto, pequeño y compacto, ligeramente redondeado. Tiene orejas grandes y peludas, patas cortas y rechonchas y pies anchos .

En la parte superior del cuerpo, su pelaje largo y espeso varía entre el gris y el marrón rojizo según la especie, mientras que las partes inferiores oscilan entre el blanco, diferentes tonalidades de gris y negro.

Los hámsteres enanos del desierto (género Phodopus) son los más pequeños, con un cuerpo de 5 a 10 cm de largo. La especie más grande es el hámster común (Cricetus cricetus), de hasta 34 cm de largo, además de una cola que mide hasta 6 cm.

Los ojos son muy oscuros, las uñas afiladas y los incisivos salientes.

La piel del hámster es bastante suelta y las enormes bolsas en las mejillas, que se abren dentro de los labios, se extienden hacia atrás hasta la región escapular. Cuando están completamente expandidos, miden el doble del ancho de la cabeza y los hombros del animal.

nutrición del hamster

Nutrición

La nutrición es fundamental para asegurar una larga vida a tu hámster. El roedor tiene un metabolismo muy acelerado : por ello y para adaptarse a su tendencia a acumular, es necesario asegurarse de que siempre tenga una buena cantidad de alimento disponible.

¿Qué come el hámster? El hámster, un roedor predominantemente herbívoro, es ávido de frutos pequeños, semillas, brotes, raíces, flores y hojas . En la naturaleza, sin embargo, no desdeña pequeñas cantidades de carne, cazando también lagartos, insectos y otros animales pequeños.

cómo se comportan los hamsters

Comportamiento

Al igual que otros animales domésticos, el hámster adopta conductas no aleatorias, que comunican su nivel de bienestar respecto a objetos, personas y situaciones en general.

Como roedor, no es de extrañar que tenga una necesidad continua de roer : si esta necesidad no es satisfecha, reaccionará mordisqueando su jaula y todo lo que tenga a su alcance.

El hámster es también un animal crepuscular, que duerme mucho tiempo durante el día. Sin embargo, durante las horas de poca luz se vuelve extremadamente activo . Para él, moverse es vital: en presencia de la rueda o de un camino especialmente diseñado , pasará mucho tiempo corriendo, dispersando su exceso de energía.

Independiente, territorial y solitario, por naturaleza este pequeño animal es agresivo con sus congéneres, y no sólo eso. Sin embargo, en un entorno doméstico, el hámster suele ser dócil y manso.

Muy curioso, suele ponerse de pie sobre sus patas traseras para observar aquello que le ha llamado la atención.

¿Cómo muestran afecto los hámsters? Mordisquear suavemente las manos del humano es una forma de mostrar afecto. Por el contrario, si aplican más fuerza lo hacen para comunicar fastidio, decepción o miedo.

Hamster es agresivo o es dócil

Hámster: ¿animal dócil o agresivo?

La agresión es un rasgo común de los hámsteres salvajes, quienes deben saber defenderse y atacar para sobrevivir. Si se sienten amenazadas, las especies más grandes pueden atacar con valentía no sólo a los de su propia especie, sino incluso a perros y personas. Sin embargo,

como mascota, el hámster es dócil, gentil y no agresivo con los humanos. De naturaleza solitaria, sin embargo, es mejor criarlo individualmente para evitar discusiones serias, incluso fatales, con sus compañeros de jaula.